lunes, 11 de mayo de 2009

PELIGRO! LÁMPARAS DE BAJO CONSUMO EN RÍO GALLEGOS



Lo que tiene que saber antes de recibir en su casa una lámpara de bajo consumo y el estado no le dice.

En realidad, las lámparas de “bajo consumo” básicamente son iguales a los viejos tubos fluorescentes que se usan desde hace más de medio siglo. Ambos dispositivos de iluminación emplean un recubrimiento de óxido de mercurio en su pared interior, más un añadido de fósforo que se excita con la elevada corriente que corre entre sus electrodos y produce la luz. Los viejos balastos de los tubos funcionan a 50 o 60 Hz (o ciclos por segundo), por lo que la frecuencia de encendido y decaimiento del fósforo es de 50 Hz y eso produce algunos inconvenientes en talleres que usan tornos y otras máquinas rotativas y algunas veces han sido causa de accidentes menores o graves en los operarios. Se debe a que 50 Hz está muy cerca del tiempo de persistencia de la sensación en la retina (1/16 de segundo) y el tiempo de demora del fósforo para disminuir o aumentar su luminancia agrava el problema.

Las nuevas lámparas de bajo consumo son fluorescentes que tienen una forma más compacta, tienen el balasto incluido dentro de su aún voluminoso zócalo, y las más baratas siguen con su frecuencia de 50-60 Hz de encendido apagado. Las más caras y modernas –que no vienen de China, por supuesto- tienen balastos que trabajan en la frecuencia de los 2000 Hz, por lo que el problema de visión “titilante” es totalmente eliminado.

Pero poco se ha analizado el problema del mercurio y el fósforo, tanto en los viejos tubos como en las modernas “malditas bombitas” de bajo consumo. El polvillo blanco que recubre su interior es óxido de mercurio y fósforo.

Haga click aqui para ver el resto de la nota

4 comentarios:

Matt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Asamblea Ambiental Ciudadana de Río Gallegos dijo...

Gracias Matías por tu aporte.
Si bien copiamos textualmente el articulo publicado por el ing. Ferreira, hay una cuestión que deberíamos tener en cuenta en el cálculo.
Es el Ciclo de Vida o de la Cuna a la Tumba.
¿Cuanta energía se requiere para producir, en la misma intensidad lumínica, una lámpara de bajo consumo, una de filamento y conjunto de leds?
¿Cuanto será la vida útil de las tres?
y
¿Cuanta energía se necesitará para reciclarlas?
Hay un ejemplo clásico planteado por Siemens, un panel fotovoltaico entrega menos energía en su vida útil que la que se requiere para construirse y reciclarse.
Esto si que es derroche.

Sylvia dijo...

Es la primera vez que leo un informe tan completo acerca de las lámparas de bajo consumo. He vivido en la ignorancia absoluta. Compré como 5 para mi departamento, a medida que se quemaban las viejas comunes! Por favor, es esencial que esto se difunda por todo el país ¿o soy la única idiota que se la creyó? NO, ahora recuerdo que en un club de mi barrio colocaron decenas de estas lámparas supuestamente superiores. ¿Es otro 'negoción' en el cual alguien se está llenando los bolsillos con nuestra plata? Me han dejado helada....

Anónimo dijo...

Estimados.

Les envío una revista electrónica llamada Hamartia cuyo tercer número trata del tema Tierra en su aspecto principal de la territorialidad. En este número hay entrevistas al grupo musical Arbolito, a un integrante del movimiento campesino Mocase VC, a una representante de los pueblos originarios de Bahía Blanca y artículos sobre los desalojos en la Ciudad de Buenos Aires y la resistencia en IMPA.

http://hamartia.com.ar

Saludos.
Federico.